trucos blogger

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Muere la niña cuyo deseo inspiró una gran Navidad en todo EU


Una niña pequeña cuyo deseo de Navidad inspiró a miles de personas ea cantar en las calles, murió en la madrugada de este 25 de diciembre.

Laney Brown, de 8 años, padecía leucemia.

“Nuestro pequeño ángel en la tierra se ganó sus alas rosadas de ángel en el cielo”, dice una publicación en la página oficial de Facebook sobre Laney Brown. “Dio su último aliento en cama a las 3:10 rodeada por toda su familia y amigos. La extraño mucho”. Le gustaba la música y el baile.

Tuvo dos deseos antes de morir, el primero fue conocer a la estrella musical Taylor Swift y el otro, que algunas personas fueran a verla para cantarle villancicos.


El viernes fue su cumpleaños, y Laney y Swift charlaron a través de FaceTime, una aplicación que permite tener videochat con productos de Apple. Al día siguiente, durante la noche del sábado, llegaron las personas. Al principio fueron cientos luego miles. y finalmente llegaron cerca de 10.000, reportó WFMZ. Estaba muy débil como para asomarse por la ventana, pero también estaba muy feliz de escuchar esa música maravillosa.

“¡Los puedo escuchar! ¡Los amo!”, publicó en Facebook, junto a una foto suya en la cama con una máscara de oxígeno, y levantando los pulgares. A Laney se le diagnosticó leucemia mieloide aguda hace siete meses. La semana pasada los doctores le dijeron a la familia que tenía 70% de células cancerígenas en su sangre y el jueves fue llevada del hospital a su casa. La celebración de villancicos frente a su casa atrajo a personas de todas partes. Incluso llegó un Santa Claus. Muchos de los cantantes contuvieron el llanto.

Sólo fue una hora de canto, pero elevó el espíritu de los que asistieron.

“Por más que deseo que se realice el milagro de salvar la vida de una niña de 8 años, Laney, el milagro fue que la niña de 8 años le enseñara a su comunidad, a la ciudad y a todo el país el verdadero significado de la Navidad”, escribió Marianne Franken en Facebook.

El miércoles, miles de personas le dieron ‘Like’ y comentaron en la publicación de Facebook que anunció el fallecimiento de la niña.

“No lloro por Laney, quien vive en paz y felicidad con el Señor”, escribió Cornell Stornbergh. “Lloro por nosotros, que ahora tenemos que vivir en un mundo sin ella”.

Juan Arauz Web Developer