trucos blogger

miércoles, 27 de noviembre de 2013

La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte


Existe la vida después de la muerte, y la muerte solo es una ilusión creada por nuestra mente. Un científico norte americano encontó pruebas de esta teoría en la física cuántica.

"Creemos que la vida es solo la actividad del carbono y una mezcla de moléculas; vivimos un tiempo y después nos pudrimos bajo tierra", escribió el doctor en medicina Robert Lanza, citado por el diario británico 'Daily Mail'.

Este profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte dice que los humanos creemos en la muerte porque "nos han enseñado a creer que morimos"; nos enseñan que la vida depende del cuerpo, y sabemos que el cuerpo muere y se descompone.


Su teoría, llamada 'biocentrismo' o 'universo de la biocéntrica', dice que la muerte no es tan terminal como creemos. Según esta teoría, la biología y la vida originan la realidad y el universo, y no a la inversa.

De eso se deriva que la conciencia determina la forma y el tamaño de los objetos del universo.

Por ejemplo, Lanza habla de cómo vemos el mundo que nos rodea. Una persona ve el cielo azul y le enseñan que ese color es el 'azul', "pero se pueden cambiar las células de su cerebro para que vea el cielo verde o rojo".

Nuestra mente da sentido al mundo y puede alterarse para cambiar nuestra forma de verlo. Desde el punto de vista de la biocéntrica, el espacio y el tiempo no son tan rígidos ni tan rápidos como nos creemos.

Si aceptamos la teoría de que el espacio y el tiempo simplemente son 'herramientas de nuestra mente', entonces la muerte y la idea de la inmortalidad existen en un mundo sin límites espaciales ni lineales.

Los físicos teóricos creen que hay una cantidad infinita de universos en los que diversas variaciones de personas y situaciones existen y ocurren simultáneamente.

Lanza dice que todo lo que puede pasar sucede en algún momento en todos estos 'multiversos' (los múltiples universos posibles), lo que significa que la muerte no existe "en un sentido real".

Según Lanza, que participó en los primeros experimentos de clonación, cuando morimos nuestra vida se convierte en una "flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso".

Para corroborar su teoría, el científico citó un experimento conocido como 'experimento de la doble rendija', que demuestra que la forma en la que vemos el mundo influye en el comportamiento de la materia y la energía.

Obviamente en este artículo no podemos publicar a detalle la investigación que comprueba, según Lanza, en base a experimentaciones, que la conciencia se preserva intacta después de morír. A mí parecer es una forma interesante de pensar e interpretar el universo, pero creo que antes de aceptar o rechazar una teoría es importante meditarla con la mente abierta aunque esto choque con lo que creemos. Recueden que pueden dejar su opinión en comentarios.



Juan Arauz Web Developer