trucos blogger

lunes, 4 de noviembre de 2013

¿El maíz transgénico es tan malo como se dice?


El gobierno de Rusia prohibió oficialmente las importaciones de maíz transgénico debido a los resultados de un estudio recien realizado por un grupo de investigadores franceses que demostró que las ratas alimentadas con el maíz NK603 (rociado con el pesticida Roundup) de Monsanto, desarrollaron tumores en todo el cuerpo.

Se han detenido todas las importaciones del maíz GM, dándole así el último golpe a Monsanto quien se niega a aceptar la valides del estudio francés argumentando que no usaron suficientes ratas y que el estudio duró muy poco tiempo, lo cual es ridículo dado que los estudios realizados con animales por Monsanto solo han sido de 90 días, mientras que los franceses supervisaron a las ratas por 2 años. A la edad adulta el cáncer comenzó a aparecer en las ratas. El maíz transgénico de Monsanto ha sido parte del suministro de comida de EE.UU por más de 10 años y se puede encontrar en muchos cereales de desayuno famosos.


Estos resultados ponen en duda la seriedad de los exámenes de control de calidad de las agencias de salud, alimentación, productos químicos, y las industrias comercializadoras de todo el mundo.

Los investigadores creen que las autorizaciones para estos productos eben volver a revisarse inmediatamente. Los estudios de 90 días tienen que extenderse a 2 años para todos los productos transgénicos agrícolas y todos los plaguicidas usados para su cultivo, además de que estos procesos de prueba deben ser transparentes y estar abiertos al público y sujetos a un examen independiente de las empresas que los fabrican.

Y proponen que por el momento, el etiquetado de los productos trangénicos sea obligatorio, y eso incluye a los productos que provengan de animales que hayan sido alimentados con ellos.

Además de Rusa, ya hay iniciativas para prohibir los productos de Monsanto en toda europa.

Monsanto ha influido en las agencias que regulan los alimentos en todo el mundo. Ha corrompido a muchos científicos de EE.UU., y ha "ubicado" a personas como Michael Taylor en posiciones importantes del gobierno así como a otras personas en la agencia de seguridad alimentaria de la Unión Europea (EFSA). El imperio de Monsanto ha sido construído con la ayuda de políticos importantes que han actuado en favor de sus intereses.

Monsanto afirma que no cree que el estudio francés afecte a su licencia de exportación del maíz NK603 a Europa, y que esperará a escuchar a la European Food Safety Authority, EFSA.


Juan Arauz Web Developer