trucos blogger

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Demuestran que las televisiones inteligentes espían a sus dueños


¿En qué otro lugar la gente se siente segura más que en su propia casa? Pero hoy hasta en nuestra cama podemos estar bajo la vigilancia del 'ojo omnipresente'. Y el culpable es un aparato que está en casi todos los hogares: la televisión.

Puede sonar más como una afirmación paranoica o la trama de una película de ciencia ficción futurista, pero esto ya pasa todos los días en pueblos y ciudades de todo el mundo y en la mayoría de los casos, las personas no tienen ni idea de que alguien los puede observar qué ropa llevan, qué comen, de qué hablan y cada paso que dan. Estos 'vigilantes' pueden ser delincuentes o trabajar para grandes empresas y ahora saben todo sobre tí.

En otras palabras, nuestras televisiones han empezado a espiarnos y está comprobado.


La semana pasada un consultor de tecnologías de la información, Jason Huntley, habitante de un pueblo cerca de la ciudad de Hull, en el condado ceremonial de Yorkshire del Este, Reino Unido, descubrió que su televisión inteligente de pantalla plana, colocado en su sala de estar desde este verano, estaba invadiendo la privacidad de su familia, informa 'The Daily Mail'.

Huntley comenzó a investigar su TV LG de unos 649 dólares después de que noto que su pantalla de inicio le enseñaba comerciales basados en los programas que él veía.

Entonces este hombre decidió controlar la información que enviaba y recibía el televisor inteligente (que se conecta a Internet). Usó su laptop como puente entre su televisión y el receptor de Internet, por lo que su lap podía mostrar todos los datos obtenía la TV.

Pronto el informático descubrió que no solo todos los detalles de cada programa que veía, sino también de cada botón que apretaba en el control eran enviados de nuevo a la sede corporativa de LG en Corea del Sur.

La empresa de electrónica parecía estar usando los datos personales de sus clientes para ganar más dinero, enviando comerciales de productos que podrían parecer interesantes para los espectadores.

Pero no solo eso, el LG de Huntley también había enviado vídeos digitales que había visto en la tele, como filmaciones de celebraciones familiares con imágenes de su esposa y sus dos hijos.  Aunque lo más alarmante de toda la situación fue que el dispositivo siguió enviando la información a Corea, incluso después de que ajustara la configuración predeterminada para desactivar el intercambio de datos.

El británico escribió de esto en su blog, después de que el caso llamara la atención de los principales medios de prensa del país, lo que obligó al gigante LG a abrir una investigación.

"La privacidad del cliente es una prioridad", afirmaron los representantes de la compañía. "Estamos investigando informes de que cierta información de visualización en televisores inteligentes LG era compartida sin su consentimiento", añadieron.

Expertos en informática dicen que la investigación de Huntley probablemente es solo la punta del iceberg. Según ellos, las nuevas TVs inteligentes que se conectan a Internet cada día llegan a más hogares en todo el mundo y pueden ser fácilmente 'hackeados', ya que a diferencia de las PC, es imposible instalarle un antivirus por la falta del 'software' necesario.

Así, por ejemplo, un delincuente con unos mínimos conocimientos de informática podría conseguir los números de las tarjetas de crédito que los usuarios suben a la TV para pagar las películas que descargan.

Otro descubrimiento abrumador que recientemente hicieron los expertos fue que es posible acceder a las cámaras de vídeo integradas en los televisores inteligentes  y recibir las imágenes de cada paso que dan los usuarios en su propia casa, siempre que estén al alcance del objetivo del dispositivo.



Juan Arauz Web Developer