trucos blogger

jueves, 17 de octubre de 2013

¿Quién es en verdad el diablo en la Biblia y de dónde surge?


¿Alguna vez se preguntaron cómo es el Diablo en la Biblia? ¿de dónde surgió esta figura y cómo evolucionó a lo largo de los siglos hasta llegar a convertirse en el concepto de la maldad que conocemos hoy en día?

Es un hecho que Satanás tiene una presencia constante en las historias de la Biblia, por ejemplo, en los evangelios cuando tienta a Jesús; pero el concepto de los diablos es más viejo que el de la tradición cristiana. Y es que por ejemplo, los antiguos griegos ya hablaban de diablos.

Para los griegos, a diferencia de los cristianos y católicos, un demonio es un ser que puede ser tanto bueno como malo. Platón, por ejemplo, le dice “hombre demoníaco” a cualquier adivino que pueda interpretar los signos divinos; Plutarco, habla de demonios buenos y malos que dan bendiciones o castigos; y hasta para Sócrates el demonio era una especie de conciencia que le ayudaba a tomar una decisión o a actuar de determinada manera, independientemente de que fuera buena o mala. Y de hecho la gran mayoría de las culturas precristianas ven en sus dioses a la bondad y la maldad mezcladas, pues son vistos como la personificación del equilibro natural.



A la llegada de las culturas monoteístas, la maldad y la bondad se tuvo que separar en dos seres responsables cada uno del bien o del mal y el concepto de “demonio” o “diablo” es usado para representar al mal, ya que el concepto de un Dios de amor choca con la idea de un ser que encierre la bondad y la maldad juntas, por eso se hace necesario diferenciarlos y de este modo surge Satanás.

Super blogs Web Developer