trucos blogger

jueves, 17 de octubre de 2013

¿De dónde viene el mito de las brujas?.


Actualmente cuando hablamos de brujas, lo primero que pensamos es en la imagen de una anciana malvada con una verruga en la nariz, un gorro puntiagudo y montada sobre una escoba voladora. Pero esta imagen ha cambiado mucho a través de los siglos. La imagen que tenían en la antigua Grecia sobre las brujas no es la misma que se tuvo durante la Edad Media o la que tenemos hoy en día. Estas mujeres fueron en algún momento, temidas, perseguidas y ejecutadas, pero también en otras culturas y épocas fueron valoradas y relacionadas con la naturaleza.

Hoy, en el rincón de imo, hablaremos de la idea que se tenía de las brujas en la Edad Media.

Si recordamos que esta es una época oscura para la ciencia, es normal que muchos sucesos se relacionaran con el diablo y las fuerzas malignas.


Por eso, las mujeres acusadas de ser brujas, eran las que normalmente trabajaban de parteras, alquimistas, perfumistas, nodrizas o cocineras que tenían conocimiento en campos como la anatomía, la botánica, la sexualidad, el amor o la reproducción, y que prestaban un importante servicio a la comunidad. Conocían mucho de plantas, animales y minerales, y creaban recetas para curar, lo cual fue interpretado por los grupos dominantes del medievo como un poder del Diablo. De esta manera la sociedad las convirtió en una amenaza, en brujas al servicio de Satanás que comenzaron a ser llamadas striga que significa hierba, bruja o maleza. Y aunque algunos hombres eran considerados sirvientes del demonio, se creía que la mujer era más propensa a caer en las garras del demonio y el pecado. Y que por medio de un pacto satánico se convertían en siervas del diablo y a cambio de eso obtenían poderes que usaban para su beneficio, como provocar tormentas, o matar a sus enemigos. Ya para ese momento se decía que las brujas podían volar (convertidas en animales como búhos o montadas en escobas).

Super blogs Web Developer